• PERFIL DEL ESTUDIANTE: Un estudiante respetuoso, autónomo, reflexivo y crítico, que valore la diversidad, que valide la educación cristiana católica que recibe, como un medio de desarrollo personal, que tenga disposición al trabajo en equipo. Que desarrolle valores, que sea protagonista de su  aprendizaje, que tenga espíritu de auto-superación,  que incorpore hábitos de estudio que descubra y ponga en práctica sus talentos y potencialidades, que desarrolle habilidades de pensamiento y habilidades emocionales para la vida en comunidad en una sana convivencia, resolviendo conflictos de manera pacífica y siendo respetuoso con su entorno, su comunidad y su país.